Passa al contingut principal

Somos vendedores

    Todos vendemos, vendemos nuestro trabajo, nuestros conocimientos, nuestros servicios, nuestra experiencia; desde el minuto uno vendemos, nuestro trabajo es vender, y la venta se produce en el trato personal, en el cara a cara; si uno no compraria su propio trabajo a un trabajador del que no nos fiaramos, con el que no nos sintieramos medianamente seguros, ¿por qué esperamos que nos compren a nostros «porque si»?


     Para encontrar un buen comprador por nuestro trabajo (empleador) tenemos que saber vendernos, saber mostrar nuestra profesionalidad y nuestro saber (estar, sensibilidad, integridad) de manera clara, sin falsas modestias, però sin sobrevalorarnos. Y además vendernos correctamente, al precio adecuado, y ahí radica muchas veces el problema y los conflictos laborales entre empleador y empleado. Que en el momento de la compra-venta no hemos sabido vender exactamente lo que somos, lo que puede haber llevado al empleador a hacerse una idea erronea del producto adquidido, que nuestro saber hacer no se ajuste a lo que realmente necesitaba; el error tanto puede ser en una sobrevaloración como en infravaloración.

     Puede pensar estar contratando un empleado con una experiencia «equis + y» cuando realmente somos «equis», por lo que no llegaremos a las expectativas que nuestro empleador a depositado en nuestra contratación; o que realmente necsite un conocimiento «y» cuando nosotros somos «y + zeta», entonces seremos nosotros lo que nos sentiremos defraudos.

  Tanto una situación como la otra provocaran una reacción en la relación empleador/empleado que no es la deseada.

    De ahí la importancia de la entrevista de trabajo, ser muy claro, tanto uno como otro, sobre lo que necesitamos y lo que esperamos conseguir, y para esto antes tiene que haberse realizado un trabajo detallado de analisis, las dos partes; lo que queremos conseguir y lo que podemos ofrecer a cambio; definición del puesto y de competencias. Definir nuestra marca.


    Es el único método de que las relaciones laborales, el binomio empleador/empleado, va cumplidas sus expectativas y esto proporcionará en ambas partes la satisfacción necesaria para seguir motivados e implicados en el proyecto común.

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Convivencia multigeneracional y multicultural

Desde la gestión de Recursos Humanos, o cualquiera que lidere un equipo, el mayor reto actualmente reside en una gestión adecuada de las distintas generaciones que conviven en el equipo, y de las distintas culturas.
Baby Boomers, Generación X y Milenials; distintas formas de pensar y de ver la vida. Normas, plazos o inmediatez, tres conceptos que se deben gestionar a la vez, pero todo ello aderezado con una alta incidencia de interculturalidad debido a los indices de inmigración que se han producido e los últimos quince años.
Todos estos ingredientes son los que hacen necesario que quienes van a liderar estos equipos tengan herramientas cada vez más complejas en mediación para actuar de guía entre sus miembros; fomentar la consideración a todas las opciones, sabiendo apreciar lo que puede aportar cada uno y poner en valor la capacidad de todos para desaprender y aprender en un continuo.
No dar la espalda a la diversidad y asegurarse de que todo el mundo conoce las perspectivas, las difer…

Enseñar para llegar

El líder debe marcar unos objetivos claros, pero a la vez tiene que dar las herramientas a los empleados y mostrarles un camino bien para conseguir estos objetivos. La filosofía de Gary Rigde, de pedir a sus empleados que piensen como una tribu, no como un equipo, ya que un equipo es una organización con quién juegas de vez en cuando, mientras que la tribu es un lugar al que perteneces. Es esencial que el líder sepa transmitir a su tribu este sentimiento así como que todos sientan suyos los objetivos. que cada miembro comprenda la relevancia de los objetivos marcados a corto plazo y cada miembro asuma como prioridad varios de ellos. Tienen que ser objetivos específicos, medibles y evaluables, ya que en el momento de hacer la evaluación no tenemos que regirnos por criterios subjetivos, sino objetivar al máximo la evaluación. La competencia tiene que ver con la habilidad, mientras que el compromiso depende de la actitud. Por tanto el liderazgo debe adaptarse al nivel de compromiso y de…

Recursos Humanos, socio estratégico de la empresa

El departamento de Recursos Humanos es quién va a seleccionar al empleado nuevo que va a entrar a formar parte de la misma; quién diseña que formación es importante poner en marcha dentro de la empresa, que carencias o nuevos retos tiene el equipo.




Para que el trabajo de este departamento este totalmente alineado con los objetivos de la empresa, tiene que estar formado por personas profundamente conocedoras de la misma y cuyos valores y principios estén totalmente alineados con los de la empresa.




No debemos olvidar que este departamento, Recursos Humanos, también está formado por personas, las cuales tienen que ser las primeras que se sientan parte de la empresa.





Si consideramos el equipo global de empleados de una compañía como su mayor activo; entonces, sin ninguna duda, el departamento que selecciona, prepara y cuida a este equipo global deberá ser considerado como el socio más valioso de la compañía; y como primer socio estratégico deberá ser seleccionado con cuidado.



Deberá tener un …