dimarts, 14 de novembre de 2017

El trabajo no tiene sexo

Las constantes noticias referente a la diferencia salarial entre hombres y mujeres, un 16% de media europea, nos tiene que llevar a observar otras diferencia que damos por normales en nuestra vida cotidiana. La discriminación la podemos observar en todos los tramos de edad, si son mujeres jóvenes, en el momento de la selección, porque tal vez en un futuro decidan tener hijos, o tal vez ya tengan algún hijo pequeño, tema que se da por supuesto que implicará ausencias en horarios de trabajo; si es una mujer ya adulta que ya tiene sus hijos crecidos, la discriminación será porque ya no luzca joven y atractiva (a ojos de los seleccionadores) o porque tal vez tenga cargas de mayores en su familia....

Estos condicionantes que suceden a diario en los procesos de selección no se ven de igual manera cuando el candidato es un hombre, si es un hombre joven, se da por supuesto que pronto querrá formar una familia, por tanto al tener más responsabilidades será más estable en el trabajo y se implicará más para conservarlo; si es un hombre ya adulto, como sus hijos están en edad universitaria, o a punto de entrar en ella, el hecho de querer asegurarse un sueldo estable en este periodo hará que se impliquen y estén más motivados en el puesto.

Este razonamiento totalmente arbitrario y sin ninguna base científica se da a diario en las empresas en el momento de decidir por cual candidato se opta en un proceso de selección. Esto ocurre, primero por la falta de preparación y empatía de las personas que toman las decisiones finales; pero lo más triste es que estas personas se sienten reforzadas por sus entornos; si alguien se atreve a hacer algún comentario al respeto acaba siendo discriminado dentro del equipo por tener ideas demasiado feministas.

Aunque hoy en día esta mal visto hacer según que comentarios discriminatorios o en el momento de la entrevista; no deja de ser un hecho que se hacen estos comentarios y se toman las decisiones en base a estas ideas.

Llevamos años trabajando para eliminar la discriminación y las diferencias entre sexos en los puestos de trabajo, sin embargo sigue faltando mucha pedagogía y las primeras que tienen que creer en este proceso son las mujeres, ya que por educación, por temor a perder sus posiciones, muchas veces son las ejecutoras de estas prácticas en cumplimento de la política no escrita de la empresa; porque si que hay un tramo donde son mayoría las mujeres, y es en mandos intermedios; primero porque hay muchas trabas por ascender y mucha se quedan estancadas en este punto; y segundo porque para algunos cargos directivos creen que les da cache el tener a mandos intermedios mujeres y una imagen de moderno e integrador.

A pesar de que parezca una lucha que no tiene un final, tenemos que seguir denunciando todas estas practicas, ya que si el 50% de la fuerza laboral de una sociedad esta infravalorada y sometida al otro 50%, esta sociedad nunca va a evolucionar en bienestar, ni en felicidad, ni en igualdad.

Respetar las capacidades de l@s canidadat@s en el momento de la selección, y que no influyan situaciones totalmente circunstanciales a estas capacidades (edad, sexo, color...); y a la vez respetar los convenios colectivos, eliminando de una vez las viejas prácticas de poner una categoría superior al hombre, haciendo el mismo trabajo que la mujer, como premio por se hombre y porque «tal vez algunos días se tengan que quedar horas», algo que ocurre con más frecuencia de la que creemos.
La salud de la sociedad depende de la salud laboral de todos sus miembros.

dimarts, 26 de setembre de 2017

Convivencia multigeneracional y multicultural

Desde la gestión de Recursos Humanos, o cualquiera que lidere un equipo, el mayor reto actualmente reside en una gestión adecuada de las distintas generaciones que conviven en el equipo, y de las distintas culturas.

Baby Boomers, Generación X y Milenials; distintas formas de pensar y de ver la vida. Normas, plazos o inmediatez, tres conceptos que se deben gestionar a la vez, pero todo ello aderezado con una alta incidencia de interculturalidad debido a los indices de inmigración que se han producido e los últimos quince años.

Todos estos ingredientes son los que hacen necesario que quienes van a liderar estos equipos tengan herramientas cada vez más complejas en mediación para actuar de guía entre sus miembros; fomentar la consideración a todas las opciones, sabiendo apreciar lo que puede aportar cada uno y poner en valor la capacidad de todos para desaprender y aprender en un continuo.

No dar la espalda a la diversidad y asegurarse de que todo el mundo conoce las perspectivas, las diferencias no son barreras, sino saber que nos enriquecen como equipo de trabajo y como seres humanos.

dissabte, 16 de setembre de 2017

¿A dónde quiero ir?

Me gustaría ser capaz de analizar cada una de las creencias que llevo acumuladas en mi mente, de las cuales no soy consciente y una vez analizadas poder decidir con cuales me quedo y cuales son un lastre en mi camino; ya que de la mayoría de ellas no soy consciente, hasta que he reaccionado y pasado el suceso que me ha hecho reaccionar.

La mayoría de estas creencias están allí desde el principio y ni siquiera recuerdo qué ocurrió para que se instalara allí, pero se que me quitan flexibilidad a la hora de actuar, en el momento de tomar decisiones o de ver de manera equidistante las cosas que pasan a mi alrededor, y aunque se que me gustaría poder prescindir de mi momento de visceralidad a la hora de reaccionar a los hechos también se que quiero seguir siendo sensible a todo lo que afecta a este mundo, a todas las acciones agresivas e inhumanas que se llevan a cabo, sea contra mis conciudadanos, contra ciudadanos del otro extremo del planeta, contra un árbol o contra el océano.

Me gustaría tener la capacidad de comunicar que la ausencia de odio es amor, y es el mejor regalo que podemos hacernos a nosotros mismos, ya que una vez que sepamos amarnos a nosotros sin condiciones, y perdonándonos nuestras debilidades, sabremos amar al resto, sin inflavaroralos por cuestiones tan absurdas como tener un color de piel distinto al nuestro, habré sido educados en unas costumbres o una religión determinada; saber aceptar las diferencias no nos debería separar, sino enriquecernos los unos a los otros, hacernos más sabios y más flexibles, compartir y vivir en armonía nos debería enriquecer cada día más.

La cultura y el conocimiento nos abren la mente a nuevas opiniones, a estudiar nuevos puntos de vista; porque lo que vemos y pensamos es solo nuestra opinión, basada en nuestras experiencias y vivencias, por tanto no podemos actuar únicamente desde nuestras opiniones ya que la persona que tengamos enfrente tendrá “otra verdad” que realmente será su opinión, basada en las experiencias y vivencias que haya tendido. De ahí que no haya una “verdad”, una “realidad” sino tantas como individuos hay en el mundo, y por tanto sólo desde el amor incondicional al ser humano será posible la convivencia plena, sin conflicto, sumando, no restando.


Es muy importante no resignarnos. Creer que podemos cambiar las cosas. No quiero renunciar a la utopía.

divendres, 8 de setembre de 2017

Qui som?


El Llibre de les Bèsties, al compte «la rata i la bella donzella»


En tan poques paraules ens explica Ramon Llull que les aparences són buides de contingut. Que l'important és el nostre interior, i ser fidels a qui som, sense aspirar ni aparentar ser ningú més. Cada un de nosaltres té un valor incalculable només per se qui és, sense més afegitons.



Saber valorar-nos a nosaltres mateixos fa que els altres també ens valorin.



Ningú és més que ningú, ni pels doblers que té, ni per la posició social, el càrrec que ostenta; el seu lloc de naixement..., ningú es pot sentir superior, ja que això només mostraria una feblesa en el caràcter d'aquesta persona.

diumenge, 20 d’agost de 2017

No són musulmans, són terroristes!

De la mateixa manera que tenim molt clar que no tots els capellans catòlics són pederastes, que els que abusen dels nins i nines que tenen baix de la seva cura espiritual són uns quants, però que fan molt, molt de mal, i el nostre objectiu ha de ser aconseguir que tots ells acabin a les presons purgant el gran pecat.


També sabem que no tots els homes són uns maltractadors i assassins de dones, sinó que són uns quants qui són uns terroristes domèstics que destrueixen tot quant  de valor humà entre en contacte amb ells, només per fer valer la seva supremacia, i per tant aquests són als que hem de combatre i erradicar de la nostra societat.

Tampoc ningú s'atreviria a dir (ni pensar) que totes les persones amb idees polítiques de dretes són uns fascistes, que s'alimenten d'odi per tot el que és diferent

Per tot això tampoc no hauríem de posar dins el mateix sac a tots els musulmans, segur que hi ha molts d'imans que l'únic objectiu que tenen és mostrar el camí de l'amor i el respecte als nins i adolescents que acudeixen a les mesquites; no són uns sàdics plens d'odi pel que  és diferent.

Els que són així, no són musulmans, són terroristes, i així els hem de tractar.

divendres, 4 d’agost de 2017

Somos vendedores

    Todos vendemos, vendemos nuestro trabajo, nuestros conocimientos, nuestros servicios, nuestra experiencia; desde el minuto uno vendemos, nuestro trabajo es vender, y la venta se produce en el trato personal, en el cara a cara; si uno no compraria su propio trabajo a un trabajador del que no nos fiaramos, con el que no nos sintieramos medianamente seguros, ¿por qué esperamos que nos compren a nostros «porque si»?


     Para encontrar un buen comprador por nuestro trabajo (empleador) tenemos que saber vendernos, saber mostrar nuestra profesionalidad y nuestro saber (estar, sensibilidad, integridad) de manera clara, sin falsas modestias, però sin sobrevalorarnos. Y además vendernos correctamente, al precio adecuado, y ahí radica muchas veces el problema y los conflictos laborales entre empleador y empleado. Que en el momento de la compra-venta no hemos sabido vender exactamente lo que somos, lo que puede haber llevado al empleador a hacerse una idea erronea del producto adquidido, que nuestro saber hacer no se ajuste a lo que realmente necesitaba; el error tanto puede ser en una sobrevaloración como en infravaloración.

     Puede pensar estar contratando un empleado con una experiencia «equis + y» cuando realmente somos «equis», por lo que no llegaremos a las expectativas que nuestro empleador a depositado en nuestra contratación; o que realmente necsite un conocimiento «y» cuando nosotros somos «y + zeta», entonces seremos nosotros lo que nos sentiremos defraudos.

  Tanto una situación como la otra provocaran una reacción en la relación empleador/empleado que no es la deseada.

    De ahí la importancia de la entrevista de trabajo, ser muy claro, tanto uno como otro, sobre lo que necesitamos y lo que esperamos conseguir, y para esto antes tiene que haberse realizado un trabajo detallado de analisis, las dos partes; lo que queremos conseguir y lo que podemos ofrecer a cambio; definición del puesto y de competencias. Definir nuestra marca.


    Es el único método de que las relaciones laborales, el binomio empleador/empleado, va cumplidas sus expectativas y esto proporcionará en ambas partes la satisfacción necesaria para seguir motivados e implicados en el proyecto común.

dissabte, 1 de juliol de 2017

La involución hacia la PRL

Desde hace ya unos años no nos extraña oir hablar de Prevención de Riesgos Laborales PRL; la normativización del cuidado del empleado por parte del empresario; obligar al empresario a poner en valor la salud de su empleado para preservar la productividad y rentabilidad de la empresa.


Se empezó por evaluar los riesgos existentes en el puesto de trabajo, por las revisiones médicas; se siguió por establecer protocolos de prevención para minimizar los riesgos que se habían detectado en las evaluaciones de puesto, y así poco a poco implantando métodos preventivos hasta hoy, donde ya se da por sabido e implantado todo lo anterior y ahora se hace mucho hincapié en los riesgos psicosociales del puesto aunque sin dejar de evaluar cada año todo el entorno y el cumplimiento de todas las medidas implementadas; porque esta claro que si se dejara de vigilar el cumplimiento de la LPRL en poco tiempo se irían relajando los controles y el cumplimento de estándares, porque la gran mayoría del empresariado no ha dejado de ver esta ley como un coste añadido al coste de personal, manifestando así una involución alarmante con respecto al comportamiento de nuestros bisabuelos y tatarabuelos.

No debemos olvidar que nuestra sociedad tiene una raíz marcadamente agricola, y nuestros antepasados gestionaban la agricultura como la empresa que era, y como buenos empresarios priorizaban la productividad.

En esa cultura agricola los animales no eran mascotas, eran herramientas de trabajo, colaboradores, fuerza productiva...

Y contando con esto, eran cuidados como tales, el perro era el ayudante de pastor, por tanto estaba bien adiestrado y bien alimentado, ya que su función era conducir a la manada, recoger al rebaño, etc., siempre imponiendo su autoridad, però sin dañarlos, ya que eso provocaria mermas en el agricultor. Por tanto se dedicaba tiempo y esfuerzo en adiestrar a este perro que serà el lider, autoritario però benevolente. Dirigirá a este rebaño de ovejas o de vacas, o cabras; los recogera para guiarlos a los establos, para moverlos de un pasto a otro, sin estresarlos, sin dañar ningún animal ya que una vaca estresada no da la leche que deberia, una oveja con una herida se puede infectar y provocarle un aborto, perdiendo la producción de este trimestre, ya que el objetivo de la vaca es producir leche, la oveja criar corderos, la cabra leche, y así sucesivamente; para que este rebaño sea productivo y rentable tiene que estar en muy buenas condiciones físicas y esto lo controlaban al milimetro aquellos empresarios agricolas que fueron nuestros antepasados.

Los caballos, yeguas o mulas eran las máquinas de labor, araban, trillaban, cargaban, eran la fuerza motriz de aquellas explotaciones, por tanto se tenian los necesarios para el tamaño de la explotación y estaban cuidados con esmero, ante cualquier sintoma se avisaba al veterinario.

Todos tenían claro que la salud de su empresa dependía de todos sus colaboradores, no necesitaban una Ley de Prevención de Riesgos Laborales para cuidar de la salud y el bienestar de su equipo, se hacia porque si, no era un coste laboral, era la supervivencia de la empresa misma.

Entonces, ¿por qué ahora no se puede ver el cuidado y el bienestar de los colaboradores, del equipo humano como una inversión en la salud de la empresa y se necesita una ley para obligar, y unas inspecciones periodicas para que se cumpla?

¿Dónde esta la evolución de nuestra sociedad?


dissabte, 6 de maig de 2017

Mirar por la ventana del otro


La empatía no es una actitud de moda, por mucho que se oiga hablar del tema, y por mucha actitud de apertura que se quiera manifestar, la empatía se tiene o no se tiene. Es una capacidad más del ser humano, la persona tiene la capacidad de ser empática.

Hay personas que por su manera de ser son empáticas en sí mismas; en cambio otras es una aptitud que hay que trabajar y entrenar con ahínco, que es un poquito cada dia analizarse a uno mismo e ir mejorando y trabajando; aunque esta sería la actitud óptima también para esta persona que ya por si misma es empática.

Las experiencias que vivimos, los momentos de gozo, los momentos de angustia, todo esto va creando dentro de nosotros un pozo que servirá de abono a esta capacidad empática que podamos llegar a tener. Por tanto es una aptitud que podemos ir mejorando y ampliando cada día, lo que nos reportará un crecimiento personal cada vez más amplio.

Ahora bien, también puede haber personas que en ningún momento se hayan planteado si son empáticas, si les interesa serlo, o ni siquiera valorar en otro que si lo sea com algo positivo en su manera de ser esta cualidad.

Y la empatia es saber mirar por la ventana del otro, no dejarse influir por prejuicios ni por ideas preconcebidas a la hora de juzgar o valorar la actitud de una persona, o la reacción de esta persona ante un hecho concreto.

Nuestras vivencias y emociones nos llevan a formarnos mapas mentales donde anotamos nuestras experiencias, y donde delimitamos las zonas seguras y cómodas; allí donde nos sentimos seguros y no corremos peligro. Y algunas veces estos mapas mentales grabados en nuestro subconsciente durante años, nos llevan a tener una actitud contraria a la empatía; nos fuerzan a ser desconfiados, desconsiderados y hasta algo déspotas ante situaciones o actitudes, maneras de pensar o de actuar de otros; nos impiden mirar por la ventana del otro.

Empatía no es juzgar, es validar la opinión o emoción del otro, ayudandolo a procesar y rehacer una creencia.Tan importante es saber escuchar como saber preguntar, antes de formarnos una opinión, no solo tenemos que indagar para obtener información, también tenemos que indagar para poner a prueba nuestra hipótesis.

Empatía es tratar de comprender, desde el sistema de creencias del interlocutor, la lógica de su respuesta frente a las circunstancias.

Somos como actuámos y actuámos como somos. En este sentido también escuchamos como somos y hablamos desde el ser que somos. Debemos respetar al otro desde su legitimidad a ser diferente. Esta es la manera de inspirar la confianza necesaria, para que se pueda confiar en nosotros y cuando esta confianza la tiene que inspirar una persona que ostenta una autoridad, sus fundamentos tiene que ser muy sólidos; y su capacidad empática tiene que estar muy fortalecida, y tiene que saber ejercerla con maestría si quiere conservar el status de autoridad necesaria.

dissabte, 18 de febrer de 2017

Liderazgo y Empatia, un camino sin una meta final

Liderazgo y Empatía, es muy importante que vayan unidos estos dos conceptos, ya que cada vez es más habitual el trabajo en equipo, y con un equipo multidisciplinar y multicultural, debido a la globalización; así mismo es muy importante la capacidad de retener el talento, ya que la selección y formación de personal implicado en la compañía y motivado, es muy costoso; por tanto el objetivo es que una vez se tiene a esta persona seleccionada, formada e integrada, es que se quiera quedar en la compañía, que se sienta parte de la misma.


Los equipos son siempre ollas con emociones burbujeantes, siempre próximas a la ebullición, en que a menudo hay que llegar a consensos. El Líder de un equipo debe ser capaz de detectar, percibir y entender todos los puntos de vista que se producen dentro del equipo, y a la vez propiciar una colaboración cada vez más estrecha entre todos los miembros; por tanto tiene que ser capaz de liderar, mediar y guiar a todos los integrantes hacia un único fin, el crecimiento del negocio, con motivación.


Un Líder tiene que ser un facilitador del aprendizaje de cada uno de los miembros del equipo, tiene que acompañarlos en su capacidad de aprender y de mejora. Tiene que facilitarles las herramientas para el crecimiento personal de cada uno de ellos, que no se sientan limitados en sus aspiraciones de ascenso o de movilidad horizontal. Cuanto más motivado esté cada uno de los miembros del equipo, más productivo será este equipo.


Y el Líder tiene que ser capaz de detectar cuales son las áreas de mejora que requieren los miembros del equipo, ya que estas necesidades, aspiraciones o prioridades no serán las mismas para ninguno de los miembros. Tiene que tener la capacidad de ponerse en el papel de cada uno de ellos y entender las necesidades que se vayan dando sin juzgar ni ningunear, ya que todas las aspiraciones son perfectamente legítimas; ahora bien, si este ya detecta que las capacidades de uno de los miembros del equipo no están en consonancia con las aspiraciones personales que tiene; es cuando tiene que hacer uso de su capacidad de guía para enfocar a este trabajador en otra dirección más adecuada a sus capacidades.



Y para poder ejercer estas funciones con la máxima profesionalidad, el Líder tiene que ser una persona con un autoconocimiento y una capacidad permanente de aprender y de autoevaluarse muy altos, ya que antes de analizar a ningún miembro de su equipo tienen que ser capaz de analizarse a sí mismo, detectar sus propias carencias y buscar ayuda y guia para mejorarlas.